El clima bate varios récords en 2016 que repercuten a escala mundial