Estados Unidos: Un mundo extenso de guerra sin triunfos