Fidel, el poder político y la nueva cultura