Cargando...
Inicio / Publicaciones / Artículos / Rivalidad de EE.UU. y China, informes del Pentágono y la crisis sobre Taiwán
Tema: Relaciones China Estados Unidos

Rivalidad de EE.UU. y China, informes del Pentágono y la crisis sobre Taiwán

El documento del Pentágono analiza la política, la estrategia y las capacidades militares chinas

Investigador del CIPI

La creciente rivalidad entre Estados Unidos de América (EE.UU.) y la República Popular China (RPCH) a nivel global y especialmente en la región del Indo Pacífico (tal como la denominan los norteamericanos y sus aliados) estuvo patente en las recientes conversaciones de forma virtual realizadas el día 15 de Noviembre de 2021 entre los presidentes de ambas naciones, concordando con tensión existente entre ambas potencias debido a la situación respecto a Taiwán, y  confirmada por un reciente informe del Pentágono sobre el poderío militar chino.

De acuerdo a los documentos que ha sido hecho públicos y a los análisis de diferentes medios, la declaración inicial de ambos presidentes tuvo un lenguaje bastante comedido, aunque destacaba la existencia de diferencias.

Al parecer, ya la parte directa de las conversaciones estuvo marcada por las expresiones de ambos mandatarios señalando más claramente las concordancias y discrepancias entre las potencias en diferentes aspectos, tanto políticos, económicos, militares, etc.

El presidente estadounidense se refirió los intereses de su nación, la importancia de la región Indo Pacífico para EE.UU., la importancia de un “sistema internacional libre” (el existente actualmente y que todos conocen es favorable a Washington); la necesidad de desarrollar una competencia “responsable” entre ambas potencias. Se refirió a preocupaciones sobre los derechos humanos en China y a la necesidad de proteger a los trabajadores e industrias estadounidenses de las que consideran “prácticas comerciales y económicas desleales chinas”.

También se refirió a la necesidad de un Indo Pacífico “libre y Abierto”; a que se debe garantizar la libertad de navegación marítima y aérea (en clara referencia a la situación en el Mar Meridional de China), para garantizar la prosperidad de la región.

En cuanto a Taiwán, el Presidente Biden subrayó que Estados Unidos sigue comprometido con la política de “una sola China”, guiada por la Ley de Relaciones con Taiwán, los tres Comunicados Conjuntos y las Seis Garantías, y que Estados Unidos se opone firmemente a los esfuerzos unilaterales para cambiar el statu quo o socavar la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán.

Por su parte, el presidente Xi subrayó que tanto China como Estados Unidos enfrentan “múltiples desafíos juntos”, y abogó por la “comunicación y cooperación” de ambas potencias como las “dos economías más grandes del mundo” y miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU.

Planteó que : “Todos debemos gestionar bien nuestros asuntos internos y, al mismo tiempo, asumir nuestra parte de responsabilidades internacionales y trabajar juntos para promover la noble causa de la paz y el desarrollo mundial”  y más adelante expresó que : “Se requiere una relación sólida y estable entre China y Estados Unidos para promover el desarrollo respectivo de nuestros dos países y para salvaguardar un entorno internacional pacífico y estable, incluida la búsqueda de respuestas efectivas a los desafíos globales como el cambio climático y la pandemia de COVID-19”.

Resaltó que Beijing y Washington “deben respetarse mutuamente, convivir en paz y buscar una cooperación de beneficio mutuo”.

Con respecto a las situación referida a Taiwán, expresó que las acciones realizadas para respaldar a Taiwán en interés de acciones “para lograr la independencia” o “utilizar” la isla “para controlar a China” es “jugar con fuego, y los que juegan con fuego se queman”.

Consideramos que las conversaciones entre ambos presidentes permitieron constatar que ambos países tienen importantes contradicciones, y aunque se trató de utilizar un lenguaje relativamente conciliador, no parece que por el momento la solución de las diferencias entre ambas potencias tendrá una solución fácil.

El incremento de actividades militares en las cercanías de Taiwán, tanto por fuerzas chinas como de norteamericanas y sus aliados, ha aumentado las señales de alerta en esa nación y a nivel internacional. La presencia de militares norteamericanos en esa provincia china (o país independiente para algunos), así como la visita de una delegación de congresistas estadounidenses a Taipéi ha causado irritación en Beijing.

Algunas voces dentro de EE.UU. y otros países aliados reclamando incluso el reconocimiento de Taiwán como un estado soberano y como miembro de la ONU también ha resultado poco agradable para el gobierno chino, que ha recordado la existencia de acuerdos sobre la aceptación del concepto de “una sola China” a nivel internacional y bilateral.

Sumado a esto, recientemente el Departamento de Defensa (DOD) de los EE.UU. presentó la versión de este año de un informe denominado Military and Security Developments Involving the People’s Republic of China 2021 (Desarrollos Militares y de Seguridad Realizados por la República Popular China en 2021), en virtud de lo dispuesto por la Ley de Autorización de Defensa Nacional del año 2000; o sea, que desde hace más de 20 años el Pentágono informa al Congreso norteamericano sobre las capacidades y avances de la RPCH en el plano militar y de seguridad.

En un documento de 192 páginas  en formato pdf (al menos en la versión pública a la que tuvimos acceso) los especialistas del DOD hacen una detallada descripción y análisis de la política, la estrategia, las capacidades militares chinas; sus principales avances en el desarrollo de capacidades y tecnologías militares; el despliegue de fuerzas e instalaciones militares chinas  en diferentes regiones del mundo; las relaciones militares entre EE.UU. y la RPCH, y otros aspectos. Hacen hincapié en lo referente a la situación de las relaciones entre la RPCH y Taiwán, y su probable evolución.

También incluye tópicos especiales denominados: El Concepto de “Control Efectivo” de la RPCH y la escalada de la visión de administración del EPL; Evaluación del 13er Plan Quinquenal de la RPCH; Situación de la frontera Indo-China. Además incluye apéndices sobre: Datos de las Fuerzas armadas de Taiwán y la RPCH; Contactos e intercambios de defensa; Ejercicios bilaterales y multilaterales del EPL seleccionados; y Principales abastecedores de petróleo de China en 2020.

Cualquiera puede darse cuenta de que el susodicho informe, valorando la extensión y los aspectos que evalúa,  hace un análisis extenso y detallado de las  políticas y capacidades de la RPCHH, lo cual confirma que, tal como se plantea en los principales documentos estratégicos norteamericanos más recientes (la Estrategia de Seguridad Nacional del año 2017 y la Orientación Estratégica de Seguridad Nacional Provisional del 2021), es ese país asiático el de mayor interés para el gobierno de los EE.UU.

Entre los elementos que se destacan dentro del informe está el hecho de que las capacidades del Ejército Popular de Liberación (EPL) de la RPCH han tenido un notable incremento, fundamentalmente en el aspecto tecnológico, reduciendo notablemente la ventaja que durante mucho tiempo tuvieron las FF.AA. de  EE.UU., según plantean los autores del informe.

Un aspecto que destacan es el incremento de la capacidad del EPL en lo que se denomina por los norteamericanos “anti-acceso/negación de área” (A2/AD), o sea, el desarrollo de sistemas de armas y medios de combate que permitan a una fuerza militar impedir o reducir las posibilidades de un adversario para  irrumpir o actuar en un área determinada; si tenemos en cuenta el que esto pudiera limitar o reducir la capacidad de las fuerzas norteamericanas de actuar en las áreas cercanas a China, eso es importante.

Plantean en el documento que son notables los desarrollos alcanzados por el EPL en  sistemas electrónicos, tanto de creación de interferencias como de mando y dirección; la ciberguerra; los mísiles de crucero; la actividad en el espacio cósmico, y otras esferas. Plantean además que, en 2020, el EPL añadió un nuevo hito para la modernización y para acelerar el desarrollo integrado de la mecanización, la informatización y la aplicación de la Inteligencia Artificial en el EPL, que, si se realiza (consideran los especialistas norteamericanos)  proporcionaría a Beijing opciones militares más creíbles en una contingencia con Taiwán.

Destacan también que la RPCH está construyendo nuevas áreas para el despliegue de mísiles balísticos intercontinentales, valorando que es probable que este país pudiera alcanzar en los próximos años (el documento plantea que en el año 2030) un nivel cercano a  las 1000 ojivas nucleares (en la actualidad, de acuerdo al libro 2021 YEARBOOK del SIPRI, la RPCH tiene 350 ojivas nucleares; por debajo de las 5550 de EE.UU. y las 6255 de Rusia).

Otro aspecto en que insisten es en la integración de las entidades económicas chinas con el sistema del EPL, incluyendo las empresas de capital privado, fundamentalmente aquellas dedicadas a las esferas de la alta tecnología.

Es interesante la preocupación de los norteamericanos por el establecimiento de instalaciones o facilidades militares chinas en otros países, considerando que EE.UU. es el país que más bases militares y tropas tiene desplegados fuera de su territorio (según un documento oficial del DOD, el BASE STRUCTURE REPORT –FISCAL YEAR 2018 BASELINE, las FF.AA. de EE.UU. tenían en 2018 514 bases militares en 45 países extranjeros, más 111 bases en territorios bajo administración estadounidense, lo que hace una sumatoria de 625 bases militares en el exterior. Ver página DoD-7 del referido reporte, disponible en Internet). (Nota: otras fuentes hablan de más de 800 bases, incluidas muchas secretas).

 Un elemente analizado en el informe, que nos permite hacer una comparación, es lo referido a los gastos militares. En el documento se señala que entre 2012 y 2021 el presupuesto militar de la RPCH se incrementó a un promedio anual del 7%, (de unos 110 mil millones en el año 2012 a 209 mil millones en el año 2021); los autores de documento expresan además que esta información del gobierno chino no incluye otros elementos, como la investigación y desarrollo, que hacen mayor el gasto militar.

Es conocido que en el periodo que expresa el documento (2012-2021), el crecimiento anual del Producto Interno Bruto de la RPCH estuvo entre el 7 y el 8% anual (como se expresa en el propio informe); o sea, que aunque realmente la RPCH incrementó sus gastos militares, ello no fue a expensas  de afectar el crecimiento económico de la nación, que actualmente es la segunda economía mundial, y que todos los pronósticos de las principales instituciones internacionales y tanques pensantes plantean que superará a EE.UU. en el PIB total entre 2025 y 2030.

No obstante, queremos poner a consideración de nuestros lectores estos datos: si se compara el gasto militar de los EE.UU. y el de la RPCH en el período que se valora en el documento del DOD (utilizando los datos del SIPRI, un “tanque pensante” de reconocido prestigio y para nada sospechoso de “pro-chino”, con excepción del año 2021, que todavía no aparece en el informe del SIPRI), tendremos los resultados siguientes:

COMPARACIÓN GASTO MILITAR DE EE.UU. Y LA RPCH, EN MILLONES USD, ENTRE 2012 Y 2020, Y % DEL GASTO DE LA RPCH RESPECTO AL DE EE.UU.

AÑO             EE.UU.         RPCH             %

2012            807530         153138         18,96

2013            745416         165589         22,21

2014            699564         178806         25,55

2015            683678         192843         28,29

2016            681580         203944         29,92

2017            674557         216487         32,09

2018            694860         229168         32,98

2019            734344         240333         32,72

2020            766583         244934         31,95

TOTAL         6428112        1824702       28,38

BASE DE DATOS DEL SIPRI

 Está claro que a pesar del aumento de los gastos militares de la RPCH en ese período, aun no rebasan la tercera parte de lo que invierte la principal potencia militar del planeta en esa esfera.

Referido a la situación respecto a Taiwán, el informe del Pentágono plantea que el EPL ha establecido el objetivo de “desarrollar las capacidades para enfrentar las fuerzas militares estadounidenses en el Indo-Pacífico, y forzar al liderazgo de Taiwán a acudir a la mesa de negociaciones en los términos de Beijing”, para el año 2027.

Si a esto se suma las recientes declaraciones de diferentes personeros del gobierno de EE.UU. sobre la situación en las cercanías de esa isla, las declaraciones de miembros del gobierno de Taipei respecto al incremento de actividades de la aviación china en las regiones cercanas a Taiwán, etc, podemos concluir que la situación es tensa. A ello se agrega que se reveló que instructores militares norteamericanos se encuentran entrenando a las fuerzas militares taiwanesas.

En tanto, agrupaciones navales norteamericanas continúan realizando ejercicios y maniobras en áreas del Mar Meridional de China, en las áreas del Mar del Este de China; mantiene buques de guerra desplegados en Singapur para el patrullaje en esa área; importantes fuerzas militares norteamericanas se encuentras desplegadas permanente o temporalmente en varios países cercanos a la RPCH, como es en Japón, Corea del Sur, Filipinas, Australia etc.

Valdría preguntarse, ¿qué haría EE.UU. si la RPCH u otro país desplegara cerca de 100 mil militares en países cercanos a su territorio (como los que están emplazados en Japón y Corea del Sur); centenares de aviones de combate; grupos de batalla de portaaviones u otras agrupaciones navales realizando ejercicios, maniobrando y/o desarrollando “Operaciones de Libertad de Navegación” en aguas cercanas a sus costas; desplegando sistemas avanzados de misiles antiaéreos en países cercanos, etc?  La historia nos recuerda lo que sucedió en 1962 cuando la llamada “Crisis de Octubre”.

CONCLUSIONES

Las recientes conversaciones entre los principales mandatarios de las dos principales potencias del planeta hicieron patente que entre las mismas existen importantes contradicciones, que indudablemente influirán en las relaciones entre ambas y en la situación internacional.

Un elemento que es significativo es la preocupación de los norteamericanos por el incremento de las capacidades militares de la RPCH, aspecto que consideramos importante debido a que es conocido que, debido al sostenido crecimiento de la economía china, la oligarquía estadounidense ve como aspecto más seguro para mantener su denominado “liderazgo” a nivel global, el mantener la superioridad militar estratégica en el planeta. Es importante tener en cuenta la posibilidad de que los estrategas de Washington busquen incitar a la RPCH a cometer el mismo error que cometieron los dirigentes de la URSS durante la llamada “Guerra Fría”.

La situación respecto a Taiwán puede ser uno de los escenarios en que los norteamericanos busquen provocar a la RPCH para que esta tome medidas que afecten su avance económico e incluso sus relaciones con los países de la región.

Considerando lo compleja de la situación, consideramos que debe ser importante que los líderes de ambas potencias actúen de forma responsable para evitar un conflicto entre ambas naciones, que tendría graves consecuencias para todo el planeta; tal como escribiera nuestro Comandante en Jefe en una de sus Reflexiones: Luchar por la paz es el deber más sagrado de todos los seres humanos, cualesquiera que sean sus religiones o país de nacimiento, el color de su piel, su edad adulta o su juventud.

BIBLIOGRAFIA

Castro Ruz Fidel. Luchar por la paz es el deber más sagrado de todos los seres humanos La Habana, 2016 (http://www.cubadebate.cu/reflexiones-fidel/2016//02/21/luchar-por-la-Paz-es-ei-deber-mas-sagrado-de-todos-los-humanos/)

Department of Defense. Base Structure Report FY 2018 BASELINE, Washington,2018  (https://www.acq.osd.mil/eie/Downloads/ BSI/ Base% 20Structure%20Report%20FY18.pdf)

Department of Defense. Military and Security Developments Involving the People’s Republic of China 2021. Washington, November  2021 (https://media.defense.gov/2021/Nov/03/2002885874/-1/-1/0/2021-CMPR-FINAL.PDF )

SIPRI. YEARBOOK 2021. 10. World nuclear forces STOCKHOLM, 2021  (https://www.sipri.org/yearbook)

SIPRI Military Expenditure Database STOCKHOLM, 2021. (https://www.sipri.org/databases/milex)

The White House. Interim National Security Strategic Guidance. Washington, March 2021. (https://www.whitehouse.gov/wp-content/uploads/2021/03/NSC-1v2.pdf)

The White House. National Security Strategy of United States of America. Washington, December 2017, (https://www.whitehouse.gov/wp-content /uploads/ 2017/12/NSS-Final-12-18-2017-0905.pdf)

The White House. Readout of President Biden’s Virtual Meeting with President Xi Jinping of the People’s Republic of China. Washington, November 18, 2021 https://www.whitehouse.gov/briefing-room/statements-releases/2021/11/16/ readout-of-president-bidens-virtual-meeting-with-president-xi-jinping-of-the-peoples-republic-of-china/

 The White House Remarks by President Biden and President Xi of the People’s Republic of China Before Virtual Meeting, Washington, NOVEMBER 15, 2021 https://www.whitehouse.gov/briefing-room/statements-releases/ 2021/11/15/ remarks-by-president-biden-and-president-xi-of-the-peoples-republic-of-china-before-virtual-meeting/

XINHUA ESPAÑOL. Xi pide relación China-EEUU sana y estable. Beijing, 16 Noviembre 2021. (http://spanish.news.cn/2021-11/16/c_1310313552.htm)

XINHUA ESPAÑOL Xi destaca respeto mutuo, coexistencia pacífica y cooperación de ganancias compartidas en relaciones China-EEUU. Beijing, 16 Noviembre 2021. (http://spanish.news.cn/2021-11/16/c_1310314155.htm)

artículos relacionados

Rising to the challenge: Navigating competition, avoiding crisis, and advancing US interest in relations with China
John R Allen | 18/11/2021
Our conclusion is that a concept of persistent competition leavened with calibrated cooperation holds the greatest promise of [...]
Tema: Relaciones China Estados Unidos
Cacería de brujas en el siglo XXI: Estados Unidos contra la 5G china
Lourdes María Regueiro Bello | 02/11/2021
Una mirada a la disputa en torno a la 5G como parte de la competencia estratégica entre Estados Unidos y [...]
Tema: Relaciones China Estados Unidos

Déjanos tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Podrás recibir nuestro Boletín Tendencias Internacionales, convocatorias de eventos científicos, programas de doctorado, maestrías y cursos de posgrado, alertas de publicación de las revistas cubanas sobre relaciones internacionales y los títulos de las últimas adquisiciones de las bibliotecas especializadas de los Centros de Estudios y del Instituto Superior de Relaciones Internacionales.