Cargando...
Inicio / Publicaciones / Artículos / El análisis geopolítico: miradas desde el sur
Tema: Anàlisis de las Relaciones Internacionales

El análisis geopolítico: miradas desde el sur

La geopolítica que es mucho más que la relación entre la geografía y el poder, o de los recursos naturales y la política, ha devenido en una disciplina que transversaliza las diversas esferas de las relaciones internacionales

  • Indira López Argüelles | 02/04/2024

Por Indira López Argüelles   

El análisis de las relaciones internacionales, fue durante años un coto de los países desarrollados y algunos de los múltiples enfoques conque los pensadores lo realizan suelen responder a categorías ajenas a las esencias marxistas, sin embargo,   no puede negarse el hecho de que la escuela cubana sin abandonar su compromiso de clase, ni brújula revolucionaria,  ha sido capaz de estar actualizada con los paradigmas con que se trabaja la disciplina  e incluso más, ha evidenciado que la ciencia política al colocar en el centro la lealtad de principios con el progreso,  la justicia social y la gran masa de desposeídos, puede crear desde el sur, sus propias valoraciones y aproximaciones, lo que ha dado cuerpo y forma a lo que conocemos como  el Enfoque sur y la Ciencia política desde el Sur.

Estos han surgido como paradigma, luego del trabajo de un grupo de cientistas políticos, los que han realizado la inversión epistemológica, y adaptando, actualizando, desechando u operativizando categorías, nuevas, conocidas o/u otras no tanto, que nos han armado de un instrumental teórico altamente apreciado (Fung T) para la labor de investigación en las relaciones internacionales.

Sin embargo, la geopolítica, enfoque opuesto al materialismo histórico, y muy al servicio de los poderosos, ha permanecido como la cenicienta de los análisis de los comportamientos políticos externos porque en el pasado dio base a enfoques racistas y discriminatorios (SánchezJ), pero el presente, postmoderno, postcovid y globalizado, desglobalizado,  al máximo la ha puesto de moda, como un signo característico para las relaciones internacionales en este período de transición que experimenta el sistema que vivimos.

Sistema que está marcado por el ascenso de nuevas economías emergentes, derivadas de la combinación de liberalismo, más globalización, de la transnacionalización del capital global y al convencimiento de una buena parte de esas economías que han decidido erigirse en superpotencias globales. La confluencia de sus intereses (Fung T.), la necesidad de contar con seguras fuentes de energía y de recursos naturales, propios o asociados, de mercados, así como de sus socios para los conflictos, conforman hoy un panorama político un tanto incierto, con presiones para reconfigurar el poder y su organización global, tanto financiera como de seguridad.

La geopolítica que es mucho más que la relación entre la geografía y el poder, o de los recursos naturales y la política (Casals J.), ha devenido en una disciplina que transversaliza las diversas esferas de las relaciones internacionales, y en el presente, sus enfoques , en su gran mayoría,  mantienen los rasgos desde su creación y desarrollo, es decir, legitima los intereses y enfoques de las superpotencias,  certifica las esferas de influencias, las calcula; concuerda con el reparto del poder, afirma las cuotas de liderazgo, juega con la percepción, con la seguridad, pero también con las categorías de hegemonía, dominación; preconiza la entronización de las naciones en una u otras áreas de influencia, control y dominación.

Todo lo anterior se produce, tal y como apunta Dellanera, en su dimensión global y regional, sin embargo, desde su arista, local, y en las valoraciones puntuales, hay un potencial que amerita retomarla y reevaluarla. En primer lugar, porque esa lógica del realismo extremo, es la que siguen y guía a quienes nos adversan, y en el ánimo de prevenir, ésta debe ser entendida y considerada para preparar las respuestas convenientes. Esa arista es la incidencia y peso de lo local, de lo regional, y la determinación de intereses, cómo preservarlos, siempre apoyados en y desde ese plano acotado. Como por ejemplo la lógica de los pequeños y en desarrollo, estados nacionales.

En las divisiones y reagrupaciones que han realizado los clásicos de la geopolítica y sus seguidores, hay áreas que quedan como marginales, no son consideradas, ni centros, ni polos, y rara vez, entran en los meridianos de los polos de poder (Sánchez J.), bien porque han coincidido por período al cruce de los imperios, o el choque de estos, son de difícil acceso, o de confluencias extremas, o son objetos de políticas de exclusión. Estos, al igual que algunos países reevaluados como polos en formación, pueden tener un impacto significativo, de manera demográfica, como por ejemplo Asia sur, (no la India). Excluyendo así a las masas que viven en esa área. Esta es otras de la criticas más fuerte que reciben los fundamentos geopolíticos.

Y de ahí parte, una necesidad real, los países que quedan al margen de los análisis, y/o de las dinámicas, pudieran requerir en la mayor brevedad de una permanente y sistemática evaluación de los actos de sus vecinos, e incluso trazarse mapas u hoja de ruta, para crear alianzas temporales y asociaciones positivas (López I).    Esta necesidad se ha visto acentuada por los retos que representa la globalización para los estados nacionales, ya que, en la dinámica actual, donde se están reforzando las valoraciones geopolíticas, y se reconfiguran las agrupaciones geoestratégicas, el mundo se muestra particularmente hostil y discriminatorio para aquellos estados nacionales, sin integración, o carentes de aliados poderosos.

Es evidente que cada vez, es más incisiva la globalización hacia las legislaciones internas (Molina) , y cómo los aspectos de la diplomacia se concatenan directamente con temas de política interna, y viceversa; si a ello se adicionan, las confrontaciones de los polos, por recrear o reagrupar los estados, en nuevas variables, (Bilgin P.) en nuevas entidades y unidades culturales, civilizatorias, lingüísticas, etc. Es decir, para el capital trasnacional ha llegado el tiempo, de atentar contra las fronteras de los estados nacionales.

Entonces, la autora propone primero aglutinar los estudios de autores cubanos, que ya se han aproximado a realizar sus análisis utilizando la metodología y-o evaluación geopolítica, segundo incentivar, el uso desde la crítica y para transformar la realidad de este  método de análisis, en aras de desentrañar claves de acción de los centros de poder y que nos permita entonces concluir (en futuras aproximaciones) con  escenarios,  de los que podamos obtener nuevas  propuestas para el trabajo diplomático cotidiano. 

No es ocioso señalar que al replantearnos miradas diferentes de los sucesos que pudieran involucrar  a nuestro país, no lo hacemos desde la óptica de estar “ a la moda” y mucho menos de claudicar de los principios de que un mundo diferente y alternativo es posible; si no  en el sentido con que Lenin lo esbozara, nos resulta cada vez más IMPRESCINDIBLE fomentar y utilizar las contradicciones interimperialistas para hallar  soluciones de nuestra cotidianidad, en particular, frente a la permanente política de bloqueo y aislamiento, y ahora de guerra económica, que vive y resiste nuestro país.

Igual motivación pudiera extenderse a países del Sur global, con quienes compartimos el hecho de permanecer englobados y afectados por los conceptos de quedamos englobados en conceptos de supremacía, dominación y los intentos del imperialismo mundial de imponer sus dictámenes. 

En la búsqueda de soluciones a las `problemáticas del desarrollo, y de la justicia social, se impone la necesidad de evaluar detalladamente las alternativas, las posibles asociaciones, la inserción de iniciativas de política exterior de los nuevos polos que apoyen el desarrollo interno (López I), la creación de capacidades propias, y una mejor distribución al interior de los países, pero también a una mayor participación internacional, con mayores niveles de equidad.

Se impone conocer los intereses, objetivos de los potenciales aliados, y en particular los nuevos polos o economías emergentes, que no tienen un compromiso real con los problemas globales que se padecen y que compartimos por momento,  iguales preocupaciones sobre el agotamiento de los recursos naturales , ausencia de fuentes de energía permanentes y limpia, reducción y afectación del agua y de la calidad del aire,  del medio ambiente, estados que requieren presentar soluciones a  los niveles de pobreza, a empoderar a sus connacionales, a lograr el crecimiento, y desarrollo económico de sus naciones y también a solucionar serias temáticas y males sociales, tanto nacionales como globales.

Dada esta motivación principal para la investigación, podemos señalar que se precisa conocer cuáles son las valoraciones, actualizaciones realizadas al concepto y método geopolíticos (Sodupe), hechas -esencialmente- por conocidos investigadores cubanos, tercermundistas, qué nos aportan   y cómo se vinculan para el cuerpo teórico de una ciencia política del sur, y en particular el enfoque tercermundista de una realidad en transición multipolar y globalizada.

A este objetivo general de dar continuidad y sistematicidad a trabajos de nuestra academia sobre la geopolítica, adicionaríamos otro propósito, el  de evaluar posibles asociaciones estratégicas, las conveniencias, los efectos, las reacciones;  la inserción de Cuba en las iniciativas globales y hacia aquellas  políticas diversas presentadas tanto por las potencias emergentes como los tradicionales polos políticos;  y los comportamientos de probables polos geopolíticos, o al menos de aquellos estados  menos conocidos  sobre los que la academia  no se apresta a preparar dinámicas geopolíticas a pesar de sus desempeños y finalmente sobre los que comúnmente abundan las elaboraciones académicas de dinámicas geopolíticas o económicas

De esta forma, además de poder identificar beneficios mutuos, y oportunidades conjuntas, también se pudieran prever comportamientos disruptivos, que pudieran marcar nuevos derroteros en la política exterior; sirva también la convocatoria al pensamiento crítico, y a la evaluación renovadora que solicita la dirección del país, para servir y acompañar la búsqueda de respuestas que en el ámbito de política interna se replantea nuestra Revolución.

Mención especial merece, el trabajo, a nivel de aproximación del profesor e investigador, G. Tarraud, quien sobre esta disciplina operativizó sus variables y afirma que   

Como resumen de estas aproximaciones teóricas podemos señalar que aún cuando ha sido operativizada como enfoque, todavía su aceptación en la academia revolucionaria no es completa, sin embargo, la forma con que sus expertos diseñan las dinámicas, puede sernos útil en la búsqueda de soluciones, sobre todo porque inspira a fórmulas locales, y convoca a pensar en las variables costo/beneficio involucrando además a los Centros de poder y sus paralelos.

La forma más concreta de aplicación del método geopolítico, es a través de escenarios de probables aproximaciones, donde con una combinación de pragmatismo y escepticismo total, nos replanteamos, lo concebido como ciento por ciento seguro. De esta forma, y siempre apelando a ejercicios de reflexión colectiva, podemos encontrarle nuevas  y probables soluciones.

Si bien estas aproximaciones invocan al utilitarismo en filosofía, y al ejercicio de reflexión, debe provocar nuevas miradas sobre esas aproximaciones sucesivas de hechos y reacciones (Bacques), es decir, EVALUAR comportamientos políticos externos en forma de aros concéntricos, siempre partiendo o concluyendo sobre el punto base.   Esa es la manera con que los analistas de esta disciplina denominan la creación de las Dinámicas geopolíticas.

Como métodos de trabajo, y como reza la dialéctica, no es posible plantearnos una estrategia de avance en términos de ruptura de la cotidianidad, si mantenemos invariables los mismos parámetros y variables, en el análisis y en las respuestas. Por lo que se propone identificar cuáles son los aspectos claves, para comenzar con ellos un replanteamiento de las dinámicas.

En segundo lugar, y siguiendo la línea del materialismo histórico, si bien en la formulación de los Objetivos de trabajo, esbozamos la realidad a la que aspiramos a llegar. En una evaluación geopolítica de esa misma realidad, es imprescindible comenzar con un diagnóstico de la situación desde el presente REAL y objetivo, y renunciar, por momentos, a la práctica de acercar a la misma nuestros deseos, proyecciones, lo que aspiramos, en la que nos gustaría estar, es insoslayable MOSTRAR TAL CUAL ES el entorno real, y mucho más los espacios reales de movimiento.

El tercer paso, y suele ser, el que más disgusta en los análisis geopolíticos, “calzarnos los zapatos ajenos” para avistar primero a los enemigos de la nación pivote, luego el de sus aliados por decisión o por omisión y finalmente de los que los rodean y se acercan como aliados, o amigos. Es decir, la geometría inversa.  Con la finalidad de vernos cómo nos suelen apreciar externamente, no desde nosotros mismos.

Y en cuarto lugar, virar 180 grados cada uno de los planteamientos que llevamos haciéndonos, tomando como punto de partida, aquellos que han permanecido invariables, los que hemos formulados como verosímiles e infalibles. Miremos otra vez, estos hechos desde la realidad en si, y no desde la realidad a ser o el deber ser.

No perder nunca de vista que los propósitos de esta reflexión, la meta final de este ejercicio es buscar

a.-los aspectos que pudieran permanecer consistentemente definitorios

b.- encontrar toda una gama de respuestas al tema que nos ocupa, aun cuando nos parecieran imposibles, desagradables, extrañas.

Cabe apuntar que la realización del ejercicio de las dinámicas geopolíticas sería mucho más útil, si se comienza por aquellas economías emergentes  con proyecciones globales más limitadas o menos conocidas, y de la cual la academia no ha abordado suficientemente, ya que por el contrario a  Rusia, China, India  Brasil y Sudáfrica , y en menor lugar Turkiyie,  el grupo de economías emergentes es mucho más amplio pero menos conocido y otras han sido objeto de aproximaciones estereotipadas, nos referimos a Grecia, Indonesia, Arabia Saudita, Irán y hasta el mismo Japón.

Al realizar las dinámicas y preparar posibles escenarios, pudieran incorporarse nuevos elementos como acciones, planes y estrategias hacia esos países y al ahondar en sus propuestas o iniciativas globales, la decisión sobre las mismas además de ser oportuna y conveniente, seria también eficaz. La posibilidad de concretar esta aspiración es fuente de inspiración, sin dudas para futuras investigaciones.

Como conclusiones parciales, en esta etapa, amerita reiterar que si bien esta teoría es incompatible con nuestros principios su validez y necesidad de aplicación estaría directamente vinculada a la vigencia de una de esas tesis marxianas sobre Feuerbach, la práctica es el criterio ……. Sin obviar aquella de que es ingente para Cuba, además de interpretar acertadamente, el entorno y más aún al sistema global, transformarlo, o contribuir al cambio revolucionario del mismo, en última instancia; pero al inicio, como mínimo, cambiar los círculos que nos sean más cercanos, para alcanzar una adecuada reinserción internacional que nos permita, no sólo sobrevivir, sino también la realización exitosa del proyecto de nación que nos hemos planteado y que cita en nuestra Carta Magna del 2019.

Bien vale decir en este momento, lo señalado por Fidel en Palabras a los Intelectuales,  ….. con la Revolución todo. Contra la Revolución Nada….

BIBLIOGRAFIA

  1. Borón A, (2014) América Latina en la geopolítica del Imperialismo. De la Raíz diversa, revista de la UNAM, México.
  2. Balta, Evren, “(2019.) From Geopolitical Competition to Strategic Partnership:
  3.        Turkey and Russia after The Cold War “, Uluslararasiİliskiler, Vol. 16, No. 63,
  4.  Baques, J. (2020). Análisis de tendencias geopolíticas a escala global.

           Geopolitical Monitor.

  1. Bilgin Pinar, (2004.) A Return to ‘Civilisational Geopolitics’ in the Mediterranean?
  2.         Changing Geopolitical Images of the European Union and Turkey in the Post-Cold War Era, Geopolitics Volume 9,
  3. Borja, R. (1997). Enciclopedia de la Política. Fondo de Cultura de México.
  4. Casals J. (2021) La geopolítica global y el «gran reinicio, artículo para el periódico Granma, La Habana.
  5.                    (2023) Actualizaciones sobre la geopolítica en el siglo XXI, artículo para el periódico Granma, La Habana.
  6. Dallanegra L,(2010) Teoría y metodología de la geopolítica. Hacia una geopolítica de la “construcción de poder”. Universidad Nacional de Rosario (UNR), Riobamba 250, Rosario, Santa Fe, Argentina.
  7. Fung, T. (2011).El mundo contemporáneo en crisis, Editorial Félix Varela , La Habana.
  8. Fung, T. (2013). Enfoque Sur: Nuevo paradigma en las RR. II. Instituto de Altos Estudios Diplomáticos Pedro Grual, Venezuela.
  9. Gabini, F. y Capera, J. J. (2016). Geopolítica, discusiones y perspectivas latinoamericanas
  10. Halliday, F. (1994). Rethinking International Relations. The Macmiliam Press.
  11.  Hoffman, S. H. (1991). Teorías Contemporáneas de las Relaciones Internacionales. Grupo Editor Latinoamericano.
  12. Huntington, S. (1999). The Lonely Superpower. Foreign
  13. López I. 2010, Los países emergentes: sujetos de nuevo tipo en las Relaciones Internacionales:India en  Fung T. Enfoque Sur: Nuevo Paradigma en las Relaciones Internacionales, Editorial Felix Varela 2010.
  14. López I.- 2021 Nuevas dinámicas geopolíticas en un escenario global postpandémico, ponencia presentada en el I Encuentro Latinoamericano de Geopolítica. ELAGE, Brasil y Seminario de Alternativas Políticas (SEASIA) Filipinas
  15. López I,  2022, Aproximación a las dinámicas geopolíticas  del  escenario global postpandémico., ponencia presentada en el VI Conferencia de Estudios Estratégicos, CIPI, 2022, La Habana.
  16. López I., 2023 Las asociaciones estratégicas como evidencia de los cambios en las relaciones de poder, artículo en la Revista de Politica Internacional , CIPI, La Habana
  17. Maihold G., (2014) BRICS, MIST, MIKTA México entre poderes emergentes, potencias medias, y responsabilidad global. Revista Mexicana de Politica exterior, El Colegio de México.
  18. Sanchez J. (2019), El orden geopolítico global y sus posibles derroteros, artículo de la Revista Politica Internacional, CIPI, La Habana
  19. Sarzuri-Luna, M. (2012). Escenarios (des)colonizadores. Convenio Andrés Bello.
  20. Saxena, A. (2019).A decade of Us pivote to Asia. Manohar Pannikar Institute for Defense Studies and Analyses.
  21. Secretary of Defense, USA. (2011, 2008, 2023). National Defense Strategy.
  22. Sodupe, K. (2004). La Teoría de las Relaciones Internacionales a comienzos del siglo XXI. Servicio Editorial Universidad del País Vasco.
  23. Vice Admiral Vijay Shankar (Retd)*2022, IPCS, The Challenge Of A Multi-Polar Nuclear Age – Analysis.

 

artículos relacionados

El mundo en 2024: diez temas que marcarán la agenda internacional
Tanque Pensante CIDOB | 01/01/2024
Seguimos ante un mundo desordenado, convulso y contestado, pero, esta vez, cualquier análisis pende del gran interrogante que [...]
Tema: Anàlisis de las Relaciones Internacionales
La polarización global, el reto de 2024
Revista Forbes | 01/01/2024
El reto no está solamente en superar las adversidades, las diferencias y los radicalismos. El verdadero reto está en recuperar [...]
Tema: Anàlisis de las Relaciones Internacionales
Análisis de las relaciones internacionales: aproximación a sus fundamentos teóricos
Rafael González Morales | 25/05/2022
El objetivo fundamental del trabajo es delimitar los fundamentos teóricos del análisis de las relaciones internacionales como [...]
Tema: Anàlisis de las Relaciones Internacionales

Déjanos tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Podrás recibir nuestro Boletín Tendencias Internacionales, convocatorias de eventos científicos, programas de doctorado, maestrías y cursos de posgrado, alertas de publicación de las revistas cubanas sobre relaciones internacionales y los títulos de las últimas adquisiciones de las bibliotecas especializadas de los Centros de Estudios y del Instituto Superior de Relaciones Internacionales.